lunes, 21 de marzo de 2011

EL SEXO

Muerde mi piel, lléname de sabores desconocidos. Hazme creer que soy el único cuerpo de este jodido mundo. Aráñame, tus suaves manos se pierden y hacen que me olvide de todo. Placer que recorre cada poro de mi piel. Perder el control en mi obligación.
Por un instante la conexión es infinita, y se pierden en el olvido dos cuerpos vacios que sólo se llenan con sexo. Ahora nada importa, nada sucede, nada existe salvo la pasión de cerebros aislados completamente de todo. Volver a la realidad no es una opción viable. Sólo queda sudor y demencia.
 ilustrado por: Jack lover
 escrito por: Marta Blanco

No hay comentarios:

Publicar un comentario